¿Que ley de aborto necesita Haití?: recomendaciones de las Naciones Unidas

 

 

 

En 2014 Naciones Unidas publica su: “Marco de medidas para el seguimiento del Programa de Acción de la Conferencia Internacional sobre la Población y el Desarrollo después de 2014” Con el fin de  hacer frente a los retos nuevos pertinentes para la población y el desarrollo y al cambiante entorno en el ámbito del desarrollo y reforzar la integración del quehacer relativo a la población y el desarrollo en los procesos mundiales relacionados con el desarrollo actualizando así el programa propuesto hace veinte años.

deborah_cherenfant-675x450En esta entrada pretendo destacar las consideraciones relativas al aborto de este documento y estimular así un debate que mejore las circunstancias relativas al aborto en Haití:

El uso del aborto refleja muchas circunstancias que pueden ser difíciles de prevenir para las mujeres, como el fallo del anticonceptivo, la falta de conocimientos sobre el período fértil o sobre cómo usar el anticonceptivo, las deficiencias en el acceso o la asequibilidad de los anticonceptivos, los cambios de las aspiraciones de fecundidad, las diferencias en el deseo de un embarazo entre la mujer y su pareja, el temor a pedir a la pareja que utilice un método anticonceptivo, y las relaciones sexuales no planificadas o forzadas256. Las tasas de abortos varían drásticamente entre los distintos países (véase el cuadro 1) 257 y las estimaciones recientes indican que están disminuyendo tanto la tasa de abortos como el número de muertes relacionadas con los abortos, conforme a las siguientes tendencias: a) El riesgo de muerte debido a las complicaciones del aborto inseguro está decreciendo a nivel mundial y regional258.

En general este avance se atribuye a la mejora de las tecnologías, una mayor utilización de las directrices de la OMS para el aborto sin riesgo y la atención posaborto y un mayor acceso al aborto en condiciones seguras; b) Las tasas de mortalidad por aborto que se registran en África y en Asia, 460 y 160 muertes, respectivamente, por cada 100.000 abortos practicados en condiciones de riesgo257, siguen siendo escandalosamente altas; c) La tasa total de abortos se redujo a nivel mundial de 35 abortos por cada 1.000 mujeres de 15 a 44 años de edad en 1995 a 28 por cada 1.000 en 2003, y se ha mantenido estable en 29 por cada 1.000 en 2008 255; d) El número estimado absoluto de abortos disminuyó de 45,6 millones en 1995a 41,6 millones en 2003 y luego aumentó a 43,8 millones en 2008 255.

Este incremento en números absolutos se atribuye al estancamiento de la tasa de abortos entre 2003 y 2008, combinado con el crecimiento de la población a través del tiempo;e) Las tasas de  abortos subregionales más elevadas se encuentran en Europa Oriental (43 por cada 1.000 mujeres), el Caribe (39), África Oriental (38) y Asia Sudoriental (36); la tasa subregional más baja es la de Europa Occidental (12) 255;f) Se estima que en 2008, el último año del que se tienen estimaciones, el 86% de todos los abortos tuvieron lugar en el mundo en desarrollo 255.362. Los gobiernos se comprometieron en el Programa de Acción, así como en las medidas clave para la ulterior ejecución del Programa de Acción, a asignar máxima prioridad a la prevención de los embarazos no deseados y hacer así todo lo posible por eliminar la necesidad del aborto.

Para cumplir ese compromiso tienen que darse ciertas condiciones esenciales, como asegurar que la población tenga conocimiento de los riesgos del embarazo y que hayan normas sólidas en materia de igualdad de género y acceso a precios razonables a una gama de métodos anticonceptivos 256 Gilda Sedgh y cols., “ Induced abortion: incidence and trends worldwide from 1995 to 2008” ,The Lancet, vol. 379, núm. 9816 (18 de febrero de 2012), págs. 625 a 632.257 Datos compilados de Gilda Sedgh y cols., “Legal abortion worldwide: incidence and recent trends”, International Family Planning Perspectives , vol. 33, núm. 3 (septiembre de 2007), págs.106 a 116.258OMS, Unsafe Abortion: Global and Regional Estimates of the Incidence of Unsafe Abortion and Associated Mortality in 2008, sexta edición (Ginebra, 2011).
A/69/62147/32014-00069seguros y con características diferentes que permitan a la mayoría de las mujeres y los hombres utilizar un método que se ajuste a sus necesidades y a las osibles contraindicaciones. El aumento del uso de anticonceptivos en ocasiones se corresponde con una disminución directa de las tasas de abortos, como se observó en Italia durante un período de 20 años (véase el gráfico 28) 259.

Si bien la interacción entre la tasa de abortos y el uso de medios anticonceptivos modernos se ve afectada por otras condiciones, como las aspiraciones de fecundidad, cuando las tasas de fecundidad se mantienen constantes en el tiempo, un mayor uso de anticonceptivos modernos y eficaces se corresponde con una reducción de la tasa de abortos 260 363.La igualdad de género puede influir en el riesgo de aborto de diversas formas, por ejemplo, al reorientar las expectativas sociales hacia un aumento de las conversaciones de la pareja acerca de la anticoncepción 261 , la derogación de leyes discriminatorias, como las que exigen la notificación al cónyuge o su autorización, o la aprobación de leyes más estrictas que reduzcan la amenaza de violencia infligida por la pareja 262. 364.

Aunque entre 1996 y 2003 se redujeron las tasas de abortos en todas las regiones del mundo, la disminución más significativa ocurrió en Europa 255 (véase el gráfico 29), como reflejo de la acusada reducción en 2003 de las tasas relativamente altas de abortos que existían en Europa Oriental en 1996. En Europa Occidental las tasas de abortos han sido mucho más bajas y con el tiempo se han mantenido relativamente estables. 365. Las bajas tasas de abortos en Europa Occidental reflejan el amplio acceso a los anticonceptivos y a los conocimientos sobre la anticoncepción, incluida la educación sexual integral para los jóvenes, así como un alto grado de igualdad degénero.

Esos factores han creado un entorno favorable para el uso de anticonceptivos y ladisminución de las tasas de abortos.366.Los Estados deben esforzarse por eliminar la necesidad del aborto ofreciendo acceso universal a la educación sexual integral a partir de la adolescencia y servicios de salud sexual y reproductiva, incluidos métodos anticonceptivos modernos, a todas las personas que los necesiten;proporcionando acceso amplio y asequible a los preservativos masculinos y femeninos y acceso oportuno y confidencial a los anticonceptivos de emergencia; implementando programas en las escuelas y los medios de información que promuevan los valores de la igualdad de género y la comunicación entre los miembros de la pareja con respecto a las relaciones sexuales y la anticoncepción; y respetando, protegiendo y promoviendo los derechos human os mediante la aplicación de las leyes que permiten a las mujeres y niñas vivir una vida libre de la violencia por razón de género 367.

La disminución de las tasas de abortos en Europa Oriental refleja el hecho de que tras la desintegración de la Unión Soviética aumentaron la disponibilidad de servicios y productos de planificación familiar modernos y su utilización. Sin embargo, en las estimaciones para el período 2001 -2005 persistían tasas de abortos comparativamente superiores (Feder
ación de Rusia (45 por cada 1.000 mujeres), Estonia (36), Belarús (35), Bulgaria (26) y Letonia (29) 256 , hecho que coincidía con tasas de uso de anticonceptivos modernos comparables a las de Europa Occidental (las tasas de uso de anticonceptivos para cualquier año del período 2000-2006 son las siguientes: Federación de Rusia (64,6% de las mujeres de 15 a 49 años), Estonia (57,9%), Belarús (56%), Bulgaria (40,1%) y Letonia (55,5%)) 263 y que apuntaba a un uso deficiente o al posible fallo de los medios anticonceptivos. Se observa una discordancia similar en Cuba, país que tiene una de las tasas de abortos más altas del mundo (57 por cada 1.000 mujeres de entre 15 y 44 años) 256 y, sin embargo, unas tasas de uso notificado de anticonceptivos modernos comparativamente elevadas; su tasa de uso de anticonceptivos fue de 72,1% en 2000 y de 71,6% en 2006)262.

Estos casos ponen de manifiesto que el acceso a los medios anticonceptivos es necesario, pero tal vez no sea suficiente, para reducir el número de abortos y que tal vez seapreciso examinar y entender otros patrones culturales de conducta, incluidos el significado social y simbólico asociado al uso de anticonceptivos en determinadasrelaciones, las normas de comunicación entre los miembros de la pareja, las expectativas sociales sobre las prácticas sexuales, el significado asociado localmente al aborto, y el riesgo de relaciones sexuales forzadas, y realizar intervenciones con respecto a esos comportamientos. 368. Se han hecho avances importantes en la reducción de las muertes por abortoinseguro desde 1994, sobre todo en los países que han introducido modificaciones complementarias y de gran alcance en la legislación y en la práctica para tratar el aborto como un problema de salud pública (véase más adelante el caso del Uruguay).

No obstante, el número de muertes relacionadas con el aborto se ha mantenido estable en los últimos años, aunque el número total de muertes maternas ha seguido bajando. En 2008 se estimaba que 47.000 muertes maternas se debían al aborto en condiciones de riesgo, lo que suponía una disminución frente a las 69.000 muertes que ocurrieron en 1990 264. Pero dado que el número de muertes por aborto inseguro disminuyó más lentamente que el número total de muertes maternas, los abortos en condiciones de riesg o parecen dar cuenta del creciente porcentaje de muertes maternas a nivel mundial 265. 369. Casi todos (97%) los abortos que se producen en África (fuera de África Meridional) y en América Central y América del Sur siguen realizándose en condiciones de riesgo 255. Tras esa cifra, sin embargo, se ocultan enormes diferencias entre las distintas regiones: el riesgo de muerte por aborto es 15 veces mayor en África que en América Latina y el Caribe263. También en África fue menor la disminución del número de muertes relacionadas con abortos en condiciones de riesgo desde 1990 266. El número estimado de muertes en América Latina pasó de 80 a 30 por cada 100.000 abortos, mientras que en África cayó de la pasmosa cifra de 680 muertes por cada 100.000 abortos a 460 muertes (520 muertes en África Subsahariana) 265.370.En el Programa de Acción se reconoció que los abortos realizados en condiciones no adecuadas eran un importante problema de salud pública y que los gobiernos tenían la responsabilidad de ofrecer cuidados y asesoramiento posaborto.En 1995,la OMS elaboró recomendaciones técnicas para mejorar lacalidad de los servicios relacionados con el aborto en los lugares donde el procedimiento fuera legal y la atención urgente de mujeres que sufrieron complicaciones después de un abort o; esta última revestía especial importancia en los países donde el aborto no era legal 267. En 1999, a propósito del examen quinquenal del Programa de Acción, la OMS inició una serie de consultas que dieron como resultado la publicación del folleto Aborto sin riesgos: guía técnica y de políticas para sistemas de salud , guía que fue aprobada en julio de 2003 y publicada en los idiomas oficial es de la OMS y otros muchos idiomas no oficiales.Varios organismos atribuyen el descenso reciente de las defunciones relacionadas con el aborto a un mayor uso de las directrices que figuran en esa publicación. 371.

Los Estados deben adoptar medidas concretas para reducir urgentemente las complicaciones y las muertes relacionadas con el aborto mediante un mayoracceso de todas las mujeres que sufren de complicaciones del aborto inseguro a una atención posaborto no discriminatoria, y velar por que todos los proveedores tomen las medidas indicadas en la publicación de la OMS Aborto sin riesgos: guía técnica y de políticas para sistemas de salud para ofrecer una atención de calidad y eliminar los obstáculos jurídicos a los servicios. Los Estados deben eliminar los obstáculos jurídicos que impiden a las mujeres y las niñas acceder a un aborto sin riesgos, incluso revisando las restricciones existentes en las leyes sobre el aborto vigentes, a fin de salvaguardar la vida de las mujeres y las niñas y, en los lugares donde el aborto es permitido por ley, asegurarse de que todas las mujeres tengan fácil acceso a servicios de aborto de buena calidad y en condiciones seguras. 372.

Según reveló la encuesta mundial, solo el 50% de los países se habían ocupado de la cuestión de garantizar el acceso a“un aborto sin riesgo dentro del marco legal”durante los últimos cinco años. Sin embargo, un mayor porcentaje de países (65%) había abordado la cuestión de“prevenir y manejar las consecuencias de los abortos inseguros”. El porcentaje de gobiernos que se ocupaba de esta cuestión era inversamente proporcional a la riqueza de los países. Es decir, que mientras un 69% de los países de ingresos más bajos se ocupaban de esa cuestión con políticas, asignaciones presupuesta rias y medidas concretas, solo un 29% de los países más ricos hacía lo propio. Ello tal vez refleje la mayor prevalencia de abortos en condiciones de riesgo en los países de ingresos más bajos. 373. El acceso a servicios integrales de aborto sin riesgos y al tratamiento de las complicaciones del aborto varía mucho entre los países y regiones y dentro de ellos. En cuanto al tratamiento de las complicaciones del aborto, las pruebas basadas en datos del Índice de Esfuerzo de Programa Materno y Neonatal ponen de manifiesto que las mujeres residentes en zonas rurales tienen mucho menos acceso a dichos servicios en la mayoría de los países en desarrollo 268.374.

Al agrupar a los países según la situación actual de su legislación sobre elaborto (más restrictiva, ligeramente menos restrictiva, menos restrictiva) 269, el porcentaje de países que se ocupaba de la cuestión de “prevenir y manejar las consecuencias de los abortos inseguros” era más bajo (72%) entre los que tenían las leyes más restrictivas. De manera análoga, solo el 48% de los países que tenían las leyes más restrictivas abordaban la cuestión del acceso a “un aborto sin riesgo dentro del marco legal”. Los órganos de vigilancia de la aplicación de los tratados han puesto de relieve que, como mínimo, el Estado debe despenalizar el aborto y asegurar el acceso al aborto cuando el embarazo ponga en peligro la salud o la vida de la mujer, en casos de anomalía fetal grave y cuando el embarazo haya sido resultado de la violación o el incesto 273. No obstante, el Comité de Derechos Humanos observó que esas excepciones podrían no ser suficientes para garantizar los derechos humanos de la mujer, y que, cuando la ley lo permitiera, debían establecerse servicios de aborto y estos debían ser accesibles, aceptables y de buena calidad 274. Los órganos creados en virtud de tratados han resaltado que, independientemente de la situación jurídica de cada país, los Estados deben velar por que se preste atención posaborto adecuada y con carácter confidencial275.

El aborto en las mujeres jóvenes 375. En 2008, el 41% (8,7 millones) de todos los abortos realizados en condiciones de riesgo correspondía a mujeres jóvenes de entre 15 y 24 años de edad de países en desarrollo; de esa cifra, 3,2 millones de abortos inseguros correspondían a jóvenes de entre 15 y 19 años 276. Las adolescentes corren un mayor riesgo de sufrir complicaciones tras abortos realizados en condiciones de riesgo, y las mujeres menores de 25 años representan casi la mitad de todas las muertes relacionadas con el aborto 257. Hay indicios de que las adolescentes tienden a demorarse más en buscar cómo abortar y que, incluso en los países donde el aborto es legal, recurren al aborto en condiciones inseguras por temor y por la falta de conocimientos y la escasez de recursos económicos 275. A/69/62 14 -00069, 156/320 Estudio de casos –Estrategias de planificación familiar eficaces que redundan en tasas de abortos muy bajas Paises Bajos.Los Países Bajos constituyen un ejemplo excelente de un país donde la aplicación de un enfoque pragmático e integral de la planificación familiar, especialmente con respecto a los jóvenes, ha redundado en una de las tasas de abortos más bajas del mundo. Para finales de los años sesenta, los médicos de familia de los Países Bajos ofrecían servicios de pla nificación de la familia. En 1971, la planificación familiar quedó incluida en el sistema nacional público de seguros médicos, que proporciona anticonceptivos a título gratuito. La educación sexual es universal e integral y se basa en indicadores comunes de las Naciones Unidas. El nivel de empoderamiento de las mujeres neerlandesas está entre los más elevados del mundo277. La tasa de uso de anticonceptivos por los jóvenes sexualmente activos es una de las más elevadas entre cualquier población joven y, como consecuencia de ello, la tasa de abortos en los Países Bajos oscila entre 5 y 9 por cada 1.000 mujeres de 15 a 44 años, una de las más bajas del mundo. En los Países Bajos, el aborto es legal, seguro, de acceso fácil y muy poco frecuente 278.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s